MondayCoffee - Leones y corderos

Como cada Lunes, la gente recurre a más de un café para revitalizarse, con tal de recuperar la energía perdida durante el fin de semana, ya se haya gastado por el sufrimiento, la tristeza o la felicidad de los resultados. ¿El problema? que nadie salvo Barça (que lo tiene muy fácil para revalidar título) y algún equipo de los de abajo, puede cantar victoria todavía. Podría ir a lo fácil en la siguiente jornada, y hacer un copia y pega de la entrada anterior, pero creo que el próximo "Pipas pa'l Sábado" irá dedicado al descenso.

Hoy, como ya he dicho, es tiempo de recuperación, pero sobre todo, de reflexión. Y es que tal y como están las cosas, el devenir de muchos equipos (y no hablo de sus resultados en la clasificación) está por ver. En muchos lugares, más que nada en la parcela que incluye al periodismo deportivo barato y a las Juntas Directivas de los clubes, les ha dado por empezar a sacar a flote diversos rumores que apuntan al error, a la torpeza y por encima de todo, al reinicio de un ciclo comenzado hace ya mucho tiempo. Por supuesto, estoy hablando del Real Madrid, el glorioso.


- En primer lugar, y como animal más elevado en el top africano, se encuentra la leona. Capaz de manejar cualquier marioneta que se encuentre dentro de su hábitat. Podríamos decir que es la que más (o mejor) se alimenta, y por tanto, la más rica de todos. Podríamos, incluso, compararla con cualquier jefe maniuplador de un club grande, que maneja los escritos que salen de las imprentas como leona que encuentra a un Ñú solitario en la estepa. Capaz de no decir una palabra (de no hacer puñetero ruido) y cargarse a diecisiete "manipuladores de teclados" (Nús en la jerga Kenyata) con tal de no perjudicar su imagen (rostro) y alterar el resultado de cualquier encuesta que fastidie sus competencias (en el Serengeti: elecciones a "Rey de la Selva" o exclusión o extinción de un miembro del ecosistema). No te ralles, estoy hablando del tito "Floren".

- Por detrás está el león, siempre servil antes las órdenes de su esposa, cabizbajo frente a la reina pero aterrador frente a las dantescas hordas a su servicio. Cual Scar en "El Rey León", su mandato es, por el momento, inapelable. Se le entiende por muchos como hombre de gran diligencia y perseverancia, aparece en los principales actos de la sabana y se le ve por tanto, como un animal de gran importancia en la estabilidad de la manada. Es en cambio un perverso carnívoro, un sucio traidor y un pedante al servicio de la leona, capaz de servirse de sus anteriores discursos para probar la inteligencia de sus palabras. Estoy hablando, por supuesto, de #indacente.

- Aquí es donde llegan las Hienas, las de la risa fácil. Las que al parecer sólo utilizan su diminuto cerebro para manejar con facilidad las palabras de sus jefes. Siempre pensando en impresionar a la leona, y viendo en cambio al león, como un simple interlocutor entre ambas partes. Son las hienas las que saben de qué va el tema, se saben los entresijos de lo que realmente pasa en las alturas, pero no quieren hacer nada al respecto pues viven bien de esta manera. Simple y llanamente, se dejan mover por las cuerdas de marioneta de sus extremidades, y aún teniendo unas buenas dentaduras con las que deshacerse de dichas ataduras, se niegan a huir. Hablo de los columnistas del susodicho periódico, los que tienen buenos coches y buenos contactos.

- Llega aquí el que, a mi parecer, es el nivel más complicado. Los buitres, aquellos que no pueden si no comer los restos, aquello que dejan los anteriores para que se pudra en la estepa, esto es, las partes del papel no escritas. Y es difícil porque no pueden elegir, es su única forma de vivir y no pueden salir de ese ciclo. Se mantienen distantes de sus superiores y se dedican a masticar la carroña, no se las dan de originales y buscan nuevos manjares. Aquí hablo de los periodistas de verdad o de los becarios que no pueden hacer nada si no recibir órdenes de arriba, por miedo a perder un trabajo que les remunera bien, una lástima que lo tengan que hacer, pero la crisis es la crisis.

- Y por último estamos todos los demás... los ñús... los inservibles que nos tenemos que tragar lo que nos pongan. Al menos hay algunas secciones de la manada que realmente se dan cuenta de lo que ocurre y se niegan a tragarlo. Aunque tampoco podemos decir mucho de los ñús, ya que cada uno piensa como quiere, por mucho que siempre vayan juntitos no quiere decir que todos sean tan ineptos como para creer lo mismo, ¿no?

En fin, supongo que el concepto está cogido. Espero vuestras opiniones en los comentarios, mañana hablaré de la actualidad madridista y todo lo que se ha hablado en cuanto a salidas durante los últimos días.>

2 comentarios:

Manu G dijo...

salvo que los leones se tocan la mandanga mientras las leonas cazan, todo ok.
Aunque a indacente su cara pega más con la hiena

Emilio Doménech dijo...

El único problema de eso era que el tito Floren tenía que ser el que cazaba, entonces no podía hacerlo de otra manera.

Datos personales

Mi foto
Madrid, Spain
Cinéfagos es un blog sobre cine, un podcast sobre Hollywood y una newsletter que lo une todo en el formato más cómodo posible. Hazte cinéfago.

Twitter

Seguidores